InicioEntre RíosUna señal para el turismo

Una señal para el turismo

El fin de semana largo de agosto demostró que el sector empieza a recuperarse después de la grave crisis que generó la pandemia. Lo que viene.

Para el turismo hay luz al final del túnel. Después del año y medio de pandemia que generó una crisis sin precedentes en la industria, de a poco, el sector empieza a recuperarse. Y el turismo entrerriano se posicionó al frente de esa recuperación: el reciente fin de semana de agosto sorprendió incluso a quienes trabajan en el sector. ¿Un ejemplo? En algunas ciudades entrerrianas –sobre todo las termales– hubo niveles de ocupación que superaron el 90%.

El tiempo ayudó y mucho. Porque a pesar de ser agosto, las temperaturas superaron los 20 grados, lo que convenció a muchas personas a viajar hacia la provincia. Desde la Cámara Entrerriana de Turismo (CET) festejaron celebraron esa elección y lo entendieron como la consecuencia de un trabajo de hormiga que vienen haciendo desde hace meses: “Es una justa respuesta al esfuerzo y sacrificio de los prestadores, que apostaron a promover un turismo sanitariamente seguro”, le dijeron a La voz isleña.

La Cámara enfatizó en que la enorme movilización turística se explica por la estrategia planteada por el sector privado, que logró ponderar las propuestas entrerrianas de naturaleza, paseos y termas, en un contexto crítico por los ríos afectados por la seca y la bajante histórica del Río Paraná.

De ese modo, los 21 destinos de los corredores de los ríos Uruguay, Gualeguay y Paraná, representados en la Cámara Entrerriana de Turismo, los cuales significan casi el total del abanico turístico provincial, celebraron la llegada de turistas.

Se destacaron, principalmente, las ofertas de los complejos termales. Esta demanda colocó los niveles de ocupación entre un 90 y un 100 por ciento. “Había una desesperada demanda de una salida en pareja, entre amigos o en familia. Y eso, más el trabajo mancomunado de prestadores e instituciones, promovieron los destinos de la provincia como una alternativa natural”, explicaron a este medio.

Pero Entre Ríos es solo una parte de algo más general: entre el 14 y el 17 de agosto se movilizaron en toda la Argentina 714.700 turistas que movieron al comercio, la hotelería y la gastronomía, sectores que aún siguen muy afectados por la pandemia de Covid-19.

Con un gasto diario promedio de 2.308 pesos por visitante, la Cámara entrerriana renovó expectativas para los últimos feriados del año y la temporada de verano, en la que esperan contar con el regreso de los festivales populares y los paisajes y climas que identifican a la provincia.

Otras noticias