InicioEconomía¿Una planta acuática entrerriana, el alimento del futuro de cerdos y peces?

¿Una planta acuática entrerriana, el alimento del futuro de cerdos y peces?

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) investiga si el tratamiento de la azolla pinatta puede convertirse en fuente nutricional para animales.

A veces, de la nada se consigue algo. Técnicos e investigadores del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), sede Entre Ríos, se encuentran estudiando y evaluando el uso potencial para alimentar a peces y cerdos de la «azolla pinatta», una planta acuática que crece en estanques de piscicultura. La investigación se realiza en la Estación de Acuicultura Salto Grande, ubicada en el campo «El Alambrado», de la ciudad entrerriana de Concordia. 

La azolla crece en medios donde la carga en el agua de los nutrientes fósforo y nitrógeno es alta, debido al aporte realizado por el alimento no consumido y las deyecciones y residuos de los peces. Además se suministra una «aireación», lo que favorece su rápido crecimiento, explicaron desde el INTA.

la investigación se realiza en la estación de acuicultura salto grande, en concordia

La cantidad de la planta acuática que se genera en cada estanque «es variable», advirtieron, según la temperatura en el agua de crianza, la cantidad y tamaño de peces que hay en cada estanque y la aireación que se realiza a los mismos.

La extracción se realiza con un «barredor acuático» autoconstruido con cuatro cañas tacuara, con una frecuencia que va de 10 a 30 días. El INTA señaló que de un estanque cubierto en un 90% con azolla se pueden extraer entre 250 y 300 kilos de material verde, de los cuales se puede generar entre 10 y 20 kilos de azolla seca.

La planta es considerada una producción anexa a la piscicultura, que aporta a la «sustentabilidad ambiental a partir de la reducción de impacto negativo», al disminuir los niveles de contaminación de efluentes.

los técnicos analizan la composición nutricional de la planta, así como la aceptación por parte de cerdos y peces

También, señaló el INTA, permite una mejora económica con la generación de una parte del alimento para animales en la propia unidad de producción. En ese sentido, análisis e investigaciones previas indican su posible uso en raciones de cerdos y peces.

Por eso, los técnicos analizan su composición nutricional, la proporción de inclusión en las raciones balanceadas caseras, la aceptación por parte de cerdos y peces y la productividad en comparación con alimentos comerciales.

Además, desde el INTA invitan a productores, personas que deseen iniciarse en la producción de peces o cerdos, a estudiantes, técnicos y docentes a realizar visitas didácticas que tendrán lugar los primeros jueves de cada mes.

Otras noticias