InicioEntre RíosUna campaña contra la caza de aves nativas

Una campaña contra la caza de aves nativas

El Gobierno provincial habilitó la temporada de caza deportiva, lo que generó enormes críticas de organizaciones y funcionarios, que piden la suspensión. La sequía y los incendios, algunos de los fundamentos para prohibirla.    

Diferentes organizaciones, sindicatos y funcionarios rechazaron de manera enfática la resolución Nº 1.099 de la Dirección de Recursos Naturales de Entre Ríos, que habilita “la Temporada de Caza Deportiva Menor para el año 2022” en la provincia. La medida administrativa permite durante tres meses, desde el 14 de mayo hasta el 15 de agosto, que se puedan matar liebres, perdices y patos de tipo Picazo, Sirirí Pampa, Sirirí Colorado y Capuhino.

“En una decisión a contramano de lo que ocurre en el resto del mundo, la Dirección de Recursos Naturales de Entre Ríos habilitó la temporada que permite la caza de cinco especies de aves autóctonas”, alertó el Centro para el Estudio y Defensa de las Aves Silvestres (Ceydas).

Desde Ceydas remarcaron que la disposición se agrava porque “no hay fundamentos técnicos” debido a “la falta de estudios poblacionales en toda la provincia de las especies habilitadas y de estudios acerca de la presión de la caza, además de no contar con un sistema de control y fiscalización eficaz”.

Y sobre todo se agrava luego de la sequía de todo 2021 y de los incendios forestales en la zona del Delta entrerriano, lo que posiblemente haya afectado a la población de animales de toda la provincia, ahora en peligro por la caza humana, en su mayoría delegaciones extranjeras que vienen a hacer excursiones.  

La resolución firmada por el Gobierno provincial fija como días permitidos para las excursiones de tiro a las especies vivas se establecieron en “sábados, domingos y feriados, vísperas o posteriores al feriado” (artículo 4º). Se instauró también que cada cazador tenga licencia y permiso para la caza deportiva menor (artículo 5º) y una “Hoja de Ruta del Cazador” (artículo 6º).

“Estamos consternados con esta noticia lamentable. Habilitar la caza sin fundamentos técnicos, o por lo menos sin difundirlos, es algo muy desprolijo, realmente fuera de lugar, muy a contramano de lo que está ocurriendo en el mundo donde cada vez se limita más a la caza deportiva y acá abrimos las puertas para que todos vengan”, le planteó al portal Era Verde Gabriel Bonomi, integrante de Ceydas.

Ante esto, el diputado provincial Manuel Troncoso (PRO) ingresó un proyecto de resolución para solicitar al Ejecutivo provincial intervenga para “dejar sin efecto la Resolución 1099/22 que establece un período de caza deportiva menor para especies autóctonas”.

A la campaña para dejar sin efecto la resolución se sumó la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) y otras organizaciones que pugnan por la defensa del ambiente en la provincia.

Aunque esta temporada de caza se abrió para todo el territorio provincial, la resolución fijó zonas de veda: nuestro departamento de Islas de Ibicuy es uno de los territorios en que está prohibido cazar, como así también en Diamante, Federal, Concordia, Colón, Paraná, San Salvador y parte de Gualeguay, Gualeguaychú, La Paz, Victoria, Nogoyá y Villaguay. También el área de Reserva Salto Grande, que especifica el inciso b) del artículo 7º.

Otras noticias