InicioEntre Ríos¿Hasta cuándo van a quemar los campos?

¿Hasta cuándo van a quemar los campos?

Los incendios intencionales en las islas del Delta del Paraná, que tuvieron su correlación en nuestro departamento, volvieron a evidenciar la impunidad de quienes los producen. El Gobierno provincial envió datos catastrales a la Justicia Federal y montó un nuevo comando de operaciones.

Como sucedió en los últimos tres años, agosto es mes de quema y humo. Un mes en el que queda claro que los incendios no son naturales ni casuales: son intencionales. Los producen personas que persiguen intereses puntuales y, como aseguró el intendente de Rosario Pablo Jabkin, buscan cambiar la morfología de algunas zonas tanto de Santa Fe como de Entre Ríos.

Si bien los focos más grandes son en Islas de las Lechiguanas y en la región de Victoria-Rosario, la problemática también alcanzó a nuestro departamento: en Villa Paranacito e Ibicuy, las dotaciones de bomberos estuvieron apagando incendios en varios sectores de las Islas, además de pequeños incendios a la vera de la Ruta 14.

Ante esta situación, y teniendo en cuenta la dimensión de lo provocado -el humo, que cubrió a toda la ciudad de Rosario, se desplazó hasta Paraná y Buenos Aires- tanto el Gobierno provincial como el nacional tomaron una serie de medidas.

Durante algunos días, la Agencia Provincial de Seguridad Vial decidió el corte total del tránsito en el puente Rosario-Victoria, debido a la gran presencia de humo que proviene de la zona de islas, que impide la visibilidad y la conducción segura por esa traza vial. Foto: Télam / Sebastian Granata

Datos catastrales a la Justicia

El Gobierno de Entre Ríos puso a disposición de la Justicia Federal los datos catastrales y la titularidad de los terrenos donde se detectaron focos de incendios en islas del delta del río Paraná. La información fue solicitada por el juez Federal de Victoria, Federico Martín, y enviada desde la Dirección de Catastro y la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER).

Por otro lado, la Secretaría de Ambiente entrerriana también recabó datos vinculados a los lugares georreferenciados donde fueron detectados incendios en las islas del Delta del río Paraná.

Fue el mismo día en que habitantes de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense reportaron un «intenso olor a humo», situación que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) confirmó y dijo que es producto de los incendios forestales que persisten en las islas del delta del río Paraná. Por su parte, en la capital entrerriana y las localidades aledañas se sintió olor a humo y ceniza, mientras el cielo se transformaba en color grisáceo a pesar de tener una jornada soleada en la zona.

Nuevo comando de operaciones

Para paliar los efectos de los incendios, la provincia instaló un nuevo comando de operaciones en Victoria. Esto con el fin de colaborar en la extinción de las llamas que afectan al Delta.

El nuevo punto de operaciones principalmente atenderá fuegos y trabajos cercanos a la ruta 174. Se suma a otros tres comandos de combate, ubicados en las localidades bonaerenses de San Nicolás y San Pedro y en la santafesina de Alvear.

En ese marco, el gobernador Gustavo Bordet destacó a los brigadistas que «trabajan todo el día para contener incendios» que son intencionales, pero donde «hace dos meses no hay lluvias, está todo muy seco, el río está bajo y esto se agrava».

El mandatario provincial remarcó, además, que Entre Ríos, junto a la Justicia Federal, está «castigando severamente a quienes los provoquen». Además del personal, para la mitigación de los incendios se encuentran a disposición los dos helicópteros de la provincia; todos los cuarteles de Bomberos Voluntarios de la zona y la «colaboración y apoyo del Gobierno nacional y brigadistas» de otras provincias.

Otras noticias