InicioEntre RíosFalta de transporte escolar en Islas: ¿qué pasa con las lanchas?

Falta de transporte escolar en Islas: ¿qué pasa con las lanchas?

Con lanchas paradas o con fallas, muchos alumnos se quedan sin poder asistir a escuelas del departamento. Protesta de padres y madres y un reclamo que ya llegó al gobierno provincial.

La falta de servicio de transporte de lanchas en Islas de Ibicuy está impidiendo asegurar la presencialidad completa en varias de las escuelas del departamento. Luego de más de un año sin clases presenciales como consecuencia de la pandemia de Covid-19, las lanchas no recibieron el suficiente mantenimiento y muchos vehículos siguen parados a la espera de distintos arreglos. Es un drama que empezó en marzo y que en todo este 2021 no se pudo solucionar por completo.

Hubo denuncias públicas presentadas por grupos de padres y madres, debido a que decenas de estudiantes no asisten con regularidad a clases, ya sea porque las embarcaciones no están en buenas condiciones o porque funcionan con servicios restringidos por medidas gremiales, en muchos casos originadas por las malas condiciones de quienes trabajan a bordo.

El problema se agrava porque esas lanchas colectivos no sólo trasladan a alumnos y alumnas, sino también a docentes.

“Las embarcaciones son de crucial importancia para las localidades isleñas ya que por las condiciones geográficas es imprescindible que los chicos cuenten con un medio de transporte para llegar a las escuelas”, remarcó el diputado provincial Eduardo Solari, quien requirió información al gobierno provincial sobre la falta de servicio de transporte. Solari agregó: “La presencialidad en las instituciones educativas debe estar acompañada con las medidas adecuadas, no sólo en lo relativo a los edificios escolares sino también en las condiciones de movilidad de alumnos y docentes”.

Este año, un relevamiento del gremio estableció que no había clases por falta de lanchas en ocho escuelas del departamento de Islas

Por su parte, a partir de la consulta de La Voz Isleña, desde la municipalidad de Villa Paranacito dieron su versión del problema: “La educación en la provincia de Entre Ríos depende del gobierno provincial. El reclamo de las lanchas impacta también en la municipalidad porque prácticamente todo termina siendo objeto de reclamo en la gestión –sean temas de competencia directa como también no directa: por ejemplo educación, salud, vialidad o agua potable– para que el presidente municipal de alguna manera trate de resolver y/o mediar y/o destrabar los conflictos”, explicaron.

En el municipio aseguran que la dirección departamental de escuelas, a cargo de Maria Elena López, nombrada por el Consejo General de Educación (CGE) es la que tiene competencia directa sobre el tema en todo el departamento de Islas.

A principios de este año, antes de la segunda ola de Covid-19 en toda la Argentina, la seccional Islas de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) denunció la falta de atención de parte del CGE en mantener las embarcaciones. El gremio había hecho un relevamiento y estableció que no había clases presenciales por falta de lanchas en condiciones en las escuelas N° 23 de Río Sauce, la que se ubica más al sur del departamento; la N° 5 de Brazo Chico; la N° 20 de Arroyo Martínez; la Escuela Secundaria N° 5 de Arroyo Martínez; N° 14 de Arroyo Santos Grande; la N° 6 de Brazo Chico; la N° 7 de Arroyo Negro; y la N° 14 de Brazo Largo.

De acuerdo a lo relevado por Agmer y validado por la Prefectura, que es la que otorga los permisos de circulación, había diez lanchas que estaban paradas por problemas mecánicos menores, por pérdida de aceite o combustible; porque no tenían tres baterías a bordo; y por falta de capacitación del patrón de lancha y el marinero en comunicaciones.

Otras noticias